Para hablar sobre la importancia de las telas para el clásico vestido negro, se debe decir este histórico vestido negro. En 1946, Rita Hayworth protagonizó «Gilda», vestida con un vestido negro satinado, interpretó a una hermosa mujer que juega con las emociones. Durante un tiempo, todos se enamoraron de esta «belleza de serpiente». El hombre ama su sensualidad, por lo que el nombre «Gilda» está pintado en una bomba atómica en la isla Bikini. Y la mujer se enamora de su clásico vestido negro de satén.

El significado del satén al expresar la sensualidad es evidente. El negro es el color que mejor resalta la textura de la tela. La combinación de los dos, la chispa de la colisión es visible. En otoño e invierno de Versace, se elige esta tela de seda. Y el diseño de la cadena dorada se hace en los tirantes y la decoración. Además del satén, el terciopelo también es una buena opción. Como un tipo de material con bajo grado de reflexión, el terciopelo no tiene un tono alto como la seda o las lentejuelas. Pero esta belleza discreta hace que el clásico vestido negro tenga un estilo elegante.

Por supuesto, después de tantos cambios, el clásico vestido negro de hoy no solo es un representante de la madurez y sensualidad, sino también puede interpretar sabor distinguido. En este momento, la ayuda de telas como el encaje y la malla es indispensable. Por ejemplo, Chanel Iman, el diseño de encaje en las mangas y faldas agrega mucho brillo al clásico vestido negro. La supermodelo Eva Herzigova eligió esta gran área para usar elementos de encaje, incluso el diseño del medio cuello y falda larga no será aburrido. Las colecciones de otoño e invierno de Dior tienen muchos vestidos de gasa negras. Todos ellos con telas rígidas, por lo que tienen una textura esponjosa. El diseño de cintura alta presenta una sutil forma de reloj de arena y está lleno de sabor femenino.

Para el uso diario, el clásico vestido negro de Victoria Beckham a principios del otoño es la primera opción. Y el modelo largo y delgado estira efectivamente en una extensión longitudinal. El vesitod negro de Prada es el diseño de escote palabra de honor. Y el diseño del botón en la cintura agrega mucha diversión al color liso. La forma y el diseño de las mangas, las colecciones de otoño e invierno de Saint Laurent son casi todos vestidos negros cortos, las mujeres con piernas delgadas usan esto y aprovechan al máximo la ventaja del cuerpo.

Al ver esto, debes haber sentido el encanto del clásico vestido negro. Independiente, sensual, elegante y un poco agresivo. De hecho, ¿no es esta la mujer misma? La historia del desarrollo del clásico vestido negro es la historia del desarrollo del despertar de las mujeres. Desde la liberación del cuerpo hasta la emancipación de la mente, hasta expresa la sensualidad y personalidad. El clásico vestido negro se está volviendo cada vez más diverso. Y las mujeres se están volviendo cada vez menos unificadas. Entonces, esta oración es correcta: cuando una mujer usa un clásico vestido negro, está creando historia.

Un artículo de moda clásico puede satisfacer primero las necesidades de nuestra identidad y ocasiones. En segundo lugar, no es fácilmente desactualizado por la tendencia. Sin duda, el clásico vestido negro es el invento más grande y clásico en la historia de la moda. Incluso hoy, en cada temporada de lanzamiento de moda, no faltan los clásicos vestidos negros. No solo es la inspiración para los diseñadores, sino también una parte integral de nuestro guardarropa. El experto en moda Didier Ludot escribió un libro para el vestido negro, se llama» El clásico vestido negro», que decía: «No hay futuro para una mujer sin un vestido negro». Debido a que no hay un artículo puede representar la moda en sí más que un clásico vestido negro.

Hace solo 100 años, las mujeres vestían tutú elegante victoriano, y la cintura súper ajustada dejaba a la gente sin aliento. En ese momento, solo la sirvienta, el doliente y la monja usarían un vestido negro. Gabrielle Chanel puso el negro delante del público. Su diseño es muy simple, corte recto, diseño ajustado, negro liso. La idea central es más simple: «La mujer ya es lo suficientemente sensual, y no necesita esas cosas excusadas. Ponte cómodo y sé tú mismo».

Uno de los diseñadores más conocidos en ese momento, Paul Poiret, que el líder del vestido de tutú lo ha criticado como «catástrofe de lujo». Pero ninguna negación, ironía o vergüenza pueden detener el éxito sin precedentes del clásico vestido negro de Chanel.

Quítate la enagua pesada, la cinturaica y el gran sombrero, libera tus piernas. Desde entonces, el clásico vestido negro se ha convertido en un símbolo de la independencia de las mujeres. Hasta el día de hoy, la conferencia de prensa trimestral de Chanel no ha permitido que el clásico vestido negro esté ausente. Pero puedes ver que el clásico vestido negro de hoy es diferente del diseño original de Gabrielle Chanel. La mayoría de los clásicos vestidos negros siguen siendo un diseño ajustado que se ajusta a las líneas del cuerpo, y se ve alto y alto. Pero se integrará adecuadamente en las lentejuelas populares y otros elementos, que es la intersección de lo clásico y lo moderno.

Además de Chanel, también hay un clásico vestido negro famoso en la historia. Así es Givenchy que se usó Audrey Hepburn en la película del Desayuno de Tiffany. Una vez más, eche un vistazo a Givenchy de hoy. El magnífico diseño de encaje del espectáculo de alta costura satisface el temperamento de las mujeres y expande infinitamente el encanto. Las colecciones de otoño e invierno son relativamente simples. Pero aún utilizan los diseños modernos y populares de mangas de corte y adornos de diamantes artificiales para inyectar vitalidad fresca en el clásico vestido negro.

Desde el uniforme de las mujeres independientes hasta uno de los artículos esenciales en el armario, el clásico vestido negro ha sufrido innumerables cambios. Hoy en día, el clásico vestido negro no puede ser completamente regresado a la era de Gabrielle Chanel. Pero en los últimos cien años, cada vez más elementos y diseños lo han hecho más atractivo.